martes, 14 de julio de 2009

Cómo encontrar la alegría, según Roldán

Roldán, Gustavo. Pájaro negro, pájaro rojo. Córdoba: Comunicarte, 2008.

Pájaro negro, pájaro rojo, de Gustavo Roldán
Debo admitir que compré este libro un poquito porque Gustavo Roldán me gusta y mucho más por las acuarelas que lo ilustran, de María Wernicke. Pero cuando leí la contratapa quedé un poco perpleja: de entrada no entendí lo que decía. Lo tuve que releer un par de veces para entenderlo y sólo leyendo el cuento me quedó claro. (A veces leo un poco distraída.)

Y esto es porque no se trata de un cuento fácil y creo que debe haber costado un poco resumirlo en una contratapa. Básicamente, es un cuento sobre cómo encontrar la felicidad.

Todo comienza cuando le piden a la rana que cuente “cosas sobre la gente”. Pero no cualquier cosa: cosas malas.

Pájaro negro, pájaro rojo, de Gustavo Roldán

Sin embargo, nada malo se dice de la gente en el cuento, por lo que inferimos que lo malo de la gente ya lo conocemos, no hay que reponerlo. Lo bueno, en cambio, es necesario explicitarlo.

¿Y qué es lo bueno? ¡Eso hay que descubrirlo! En el cuento se dice poco y mucho a la vez. Gustavo Roldán trabaja con las alusiones y con las referencias implícitas: lo bello, lo útil, lo importante. ¿Cómo hablar de la alegría y de la felicidad de forma tangible, si no? La felicidad está en todos lados, sólo hay que saber encontrarla, predica el texto.

Pájaro negro, pájaro rojo, de Gustavo Roldán

Entonces, ¿qué nos pone contentos? Las cosas hermosas, como este libro.

1 comentario:

Lucía Aguirre dijo...

Me gusta, me gusta eso de "callar lo malo y contar de lo bueno". Quiero ver este libro, la rana en la 2da ilus parece contando algo muy importante, sí, sí.