lunes, 6 de julio de 2009

Saramago y La flor más grande del mundo


Son muchos los casos ya de "autores para grandes" que hacen su intento en "escribir para chicos". Por un lado, resultan verdaderos señuelos de compra, sobre todo para aquellos que no tienen ninguna relación con la Literatura Infantil. Por otro lado, puede ser una lectura compartida entre grandes y chicos. Y, en muchas ocasiones, son muy buenas elecciones. Pienso ahora en Clarice Lispector, en Paul Auster y hoy, en Saramago.

Libro tapa dura, formato grande. Libro-álbum. ¿Otro libro para lectura antes de dormir? Sí, un poco, porque tiene palabras hermosas. Pero también tiene ilustraciones increíbles de Joao Caetano, de esas que se miran y se vuelven a mirar y para las que hay que estar muy despiertos.

Saramago reflexiona sobre la literatura y se pregunta las diferencias entre los libros de grandes y las historias para niños. Termina por dejarlas de lado para avanzar en la historia de la que será la flor más grande del mundo. Pero vuelve sobre el terreno de la literatura, y niega su habilidad para narrar historias para niños. ¡Sí! ¡Después de contarnos el cuento! Pone en juego las características de la escritura y de la creatividad cuando invita a los lectores a rescribir la historia. La rescritura de lo conocido, de lo que nos llega oralmente, es ahora una propuesta de ejercicio de escritura, como si esta fuera la forma de construir Literatura (con mayúscula).
El libro es:
Saramago, José; Caetano, Joao. La flor más grande del mundo. Buenos Aires: Alfaguara, 2008.

2 comentarios:

Lucía Aguirre dijo...

Ah! A mí mucho no me fascinó, pero está este corto basado en la historia de La flor más grande: http://www.youtube.com/watch?v=-KTL94Rl7CI

ShopGirl dijo...

Me gusta ese libro, no tanto como el de Auster que Isol ilustro.

Beso grande Chicas!