sábado, 15 de agosto de 2009

Para quienes se rehusan a usar lentes...

Smith, Lane. Lentes, ¿quién los necesita? México: Fondo de Cultura Económica, 1994. ($36)

Este no es un libro nuevo, pero vale la pena mencionarlo porque es realmente bonito.

Comienza así: en el dentista, el doctor le dijo que necesitaba anteojos
.

La primera página nos pone rápidamente en clima de ir al médico al utilizar la disposición tipográfica de las pantallas para detectar si necesitamos lentes.

A partir de ahí, todo el libro es una justificación por parte del doctor sobre por qué el niño debe usar anteojos. Para ello, enumera una cantidad de personajes con lentes de todo tipo, animales, vegetales, personas y planetas, algunos lógicos y otros completamente ridículos.

Los colores y las imágenes son oscuras
, de tonos ocre y verdes. Y algo que particularmente me llamó la atención y me gustó es que las ilustraciones son algo borrosas, como si realmente necesitáramos anteojos para verlas con todo el detalle. También los colores de las tipografías ayudan a la lectura de los diálogos. Verde para el doctor, rojo para el niño.

El chico es inteligente. Cuando el doctor trata de convencerlo, él responde con rapidez e ironía, cuestionándolo todo el tiempo, lo cual crea una dinámica muy divertida que no permite dejar el libro con facilidad.

Sólo tengo que mencionar un detalle. En algunos momentos, las expresiones parecen muy mexicanas e imagino que no causarán mucho impacto en los lectores de otros países o merecerán, al menos, una explicación por parte de los padres. Por ejemplo: “Iba a sugerirle que tal vez le estaba echando demasiada crema a sus tacos.”.

De todos modos, es un libro divertido, lleno de detalles y muy interesante que no puedo dejar de recomendar.