lunes, 9 de noviembre de 2009

Pistacho verde con vestido rosa de princesa

Gay, Marie-Louise. Princesa Pistacho. Buenos Aires: Unaluna, 2009. Ilustraciones de la autora.

Pistacho Zapato está convencidísima de que es una princesa. Y se convence aún más cuando, misteriosamente, recibe como regalo de cumpleaños una corona acompañada de una carta anónima en la que se lee “¡Feliz cumpleaños, princesita!”.
Y parece que ser una verdadera princesa, una princesa con coronita, legaliza todos sus caprichos y posibilita que se desamolde de lo que venía siendo: una nena común y corriente. Por eso, a partir de la revelación se niega a comer espinacas, se rehúsa a despertarse temprano para ir a la escuela, decide intervenir el juego de los vecinos e, incluso, también se desentiende del llanto que la inunda por dentro y no lo llora. Se ve que la realeza lleva una vida completamente diferente...

A medida que la historia avanza, Pistacho –convertida en la princesa Pistacho de Papuasia– va modificando también su modo de caminar, su vestimenta, su gestualidad y, por supuesto, la experiencia de relacionarse con los otros. Sus padres se hartan, sus amigos se burlan y su hermana Paulita reclama atención.

Sin embargo, luego de descubrir la verdadera procedencia del regalo de cumpleaños, la visión de Pistacho acerca de la realidad da un giro de 180 grados. Ahora tiene que revertir lo hecho. Sin corona, sin orgullo y sin Papuasia, es hora de enfrentarse cara a cara con Pistacho misma. Y también con la desaparición de la princesa Paulita...