martes, 8 de diciembre de 2009

Un patito feo memorable

Vimos pasar tantos Patitos feos... tantos, tantos. Y, a decir verdad, pocos quedan. Hay clásicos que leemos, escuchamos y vemos tanto que dejan de tener identidad propia de la edición, del autor e ilustrador para pasar a ser "clásicos". Si hoy por hoy buscamos "Patito feo" en el sitio web de Cúspide, vamos a encontrar un montón de versiones impersonales y antiguas del Patito feo.


Por eso me parece muy acertada la propuesta de Pictus: la colección mini-álbums. Formato pequeño (12 x 12 cm.), ilustradores haciendo un trabajo genial, autores reversionando y un precio de venta al público muy económico. Los títulos disponibles son: Barba Azul, Blancanieves, Caperucita Roja, Cenicienta,  El gato con botas, El maestro samurai, El molinero y su burro nuevo, El soldadito de plomo, El traje nuevo del emperador, El zapatero y los duendes, Epaminondas y su madrina, La bella durmiente (con ilustraciones de Eugenia Nobati), Los músicos de Bremen y Pepino y el misterioso ratón Pérez. Suficientes títulos para regalar a cada uno de los chicos de la familia...


Les presento entonces El patito feo, adaptación de Liliana Cinetto con ilustraciones de Sabina Álvarez Schürmann. El texto no está llevado ni al presente ni trabajado con ironía. Tiene algunos recursos del diálogo: "Raro era el huevo que apareció en el nido de mamá pata. Rarísimo. Más raro que no sé qué. (...)", pero en suma se parece a lo que esperamos de un clásico.



Hay un trabajo bellísimo de ilustracioness, cada doble página es una obra de arte diferente. Imagino que con los originales podrían hacer una exposición de lujo. Va una pequeña muestra de mis favoritas:



El patito feo se fue a recorrer el mundo...



 Y cierta vez, vio en el lago unas aves bellísimas. ("Acá sí me quedó")



El campesino lo rescató, lo llevó a su casa y le dio de comer... (admito que la primera vez que la ví pensé que el sombrero era una cabeza de pato y estaba enroscado muy extrañamente sobre el hombre)