viernes, 1 de octubre de 2010

Anthony Browne dice que...

Anthony Browne conversa con su editora de Walker Books, Denise Johnstone-Burt durante la feria del libro de Londres 2010. Va un breve extracto (de traducción caserita) para los que no tuvieron la suerte de verlo en su visita a Buenos Aires.

Esta es la tapa de su último libro en español, Los tres osos, publicado por Fondo de Cultura Ecómica.

¿Por qué los libros-álbum son importantes?

Obviamente muchos de estos libros son leídos a los niños, ¿crees que los adultos leen las palabras y los chicos leen las imágenes? ¿Qué esperas que estos chicos lean?
Pienso que particularmente con los niños más chicos eso es una práctica habitual. Mientras el adulto lee las palabras, el chico lee las imágenes; por eso creo que los libros-álbum son tan importantes, porque no se parecen a nada. La relación entre las imágenes y las palabras. El adulto y el niño se encuentran en algún lugar en el medio. Y tienen conversaciones. Y yo ciertamente recuerdo las conversaciones con mis hijos sobre los libros-álbum, y no se parecían a otras. No es como leer un cuento, cosa que también hacía. Es un tipo de comunicación de dos caminos; está la historia, están las palabras, las imágenes y el espacio en el medio.

Me preguntaba si vos sentías que escribiendo para los más chicos habías sido perjudicado por las librerías, ya que el espacio para libros-álbum es reducido.
Por supuesto que me siento perjudicado, pero creo que los niños son los más dañados, para ser honesto. Ellos son alejados de los libros-álbum a una edad cada vez más temprana. Estoy seguro de que hay razones ecónomicas de las librerías, pero también pienso que sería importante mantenerlos por su beneficio. Los libros-álbum son muy especiales, son las primeras obras de arte que vemos, nos acordamos imágenes de ellos, son muy disfrutables. Muchos chicos son empujados cada vez antes a los "libros serios", pienso que esto hace que la lectura sea más compleja. No creo que los niños no deban ir hacia estos "libros serios" (vaya, yo también caí en la misma clasificación), a los libros sin imágenes, no hay nada malo en esto, no los estoy poniendo en veredas opuestas; pero sí pienso que es una lástima que los chicos sean impulsados a dejar los libros con imágenes cada vez antes y de alguna manera, las librerías contribuyen a eso.

Aquí encontrarán esta entrevista y muchos otros videos.