viernes, 6 de abril de 2012

De familias y horizontes


por Lucía Aguirre

Hace tiempo que vengo con ganas de hablar sobre las novelas de Paula Bombara. El Premio Barco de Vapor 2012 me dio la excusa perfecta. En esta novela encuentro que está barajando de vuelta, para volver a empezar. Y no puedo dejar de lado El mar y la serpiente.
Sus temas han sido una sorpresa y aire fresco en la literatura juvenil. Hay una sensibilidad especial en lo que a Paula se le presenta para contar y lo que elige ver, que me parece emocionante.

Primera novela: El mar y la serpiente. La dictadura. Una narración en crecimiento. Los pensamientos de la nena de 3 años, la voz de la chica de 12, la escritura en la adolescencia. Un traspaso de voces justo y necesario. Porque cambian en su forma y en su contenido, pero todas testimonian. Todas dan cuenta de la clandestinidad, del gobierno asesino, de lo injusto, de lo justo. La familia se achica en el secuestro, pero al tiempo se agranda, con todos esos tíos y abuelos. Y se solidifica cuando la protagonista pregunta, averigua, escucha. La primera vez que la leí valoré que pusiera todos los nombres, me parece una decisión muy acertada. Porque es una novela que no se desliga, que sabe y hace saber.

Una casa de secretos tiene una familia que encuentra, un poco de casualidad, a sus antepasados. En una encomienda llega una sorpresa y también un pedido para acercarse a París a conocer un poco más. Vamos leyendo el diario de Odile, un poco del de Magalí, algo de los trabajos de guión de Julián. Tipos textuales que configuran y dan forma a esta recuperación de historias. La habilidad de hablar desde cada rol con veracidad. La trama y el misterio se aceleran, mientras nosotros-lectores trazamos el árbol genealógico, entre guerras, amores e Historia. Como en toda casa de secretos, hay algunos que no podremos develar, ustedes sabrán entender.

Las familias (las de sangre y las otras también) atraviesan la LIJ, siempre. Mediante presencias y ausencias. Quizás Una casa de secretos se encarga de confirmar lo que ya presentíamos en El mar y la serpiente: conocer la historia familiar es también conocer algo que está latente en nosotros.


Bombara, Paula. El mar y la serpiente. Buenos Aires: Grupo Editorial Norma, 2005.
Una casa de secretos. Buenos Aires: Ediciones SM, 2012.