jueves, 24 de abril de 2008

Al linotipista

Ahora un pedido: no me corrija. La puntuación es la respiración de la frase, y mi frase respira así. Y si a usted le parezco rara, respéteme también. Incluso yo me veo obligada a respetarme.

Escribir es una maldición.

Lispector, Clarice. Revelación de un mundo. Buenos Aires, Adriana Hidalgo, 2005.