miércoles, 30 de julio de 2008

Acerca de Burladores burlados, de Fernando Sorrentino

¡Qué libro! De esos que sorprenden gratamente.
Se trata de relatos enmarcados en un relato mayor. Distintas voces que se despliegan para contar una historia que pone en tela de juicio la sensatez de lo específico del arte de narrativo. Entre los marcos, la ficción se ficcionaliza y este movimiento evidencia que el concepto de verdad se creó con el único propósito de ser anulado. Así, la ficción es repuesta una y otra vez, dejando en claro que lo que se anuncia puede alcanzar sentidos inimaginables y que las virtudes y defectos de todo relato se fundan en el relato mismo.
Fernando Sorrentino hace uso de un humor desafiante, algo poco usual. Y lo trabaja mediante una increíble destreza para hilvanar sucesos y crear misterio en medio de un espacio delimitado por lo imprevisible.

1 comentario:

lucía aguirre dijo...

¡Cómo me estoy riendo! Entre el avelachán y sus versos, el traje y el gato y la porcelana china no paro. Súper recomendable.

¿Para qué edad está en catálogo, Lu?