lunes, 10 de noviembre de 2008

Oliverio...

Anduve leyendo mucho Oliverio Girondo, como para distraerme del caos finañístico. Leyendo, leyendo, encontré (bueno, en verdad es una de las primeras páginas del libro, pero lo estaba leyendo al vesre) esta cita en los Veinte poemas para leer en el tranvía, edición de Losada.

"Yo, al menos, en mi simpatía por lo contradictorio -sinónimo de vida- no renuncio ni a mi derecho de renunciar, y tiro mis Veinte poemas, como una piedra, sonriendo ante la inutilidad de mi gesto."

Y con el tema de los nombres, viajé hasta el texto de la Schujer, Oliverio junta preguntas, publicado por Sudamericana. Y corrí a buscarlo a la biblioteca, por el buen recuerdo que me había causado. Cuestión: no estaba en mi biblioteca. Aunque la idea de coleccionar pregunta ya solita me hace sonreir... Les dejo la tapa, para ver si se acuerdan qué tenía de copado.