martes, 30 de diciembre de 2008

Alicia en el país de las maravillas (pop-up)

Cuando era así de chiquitita, mis papis decidieron nunca más comprarme un libro pop-up.

No es que no quisieran fomentar mi pequeña lectura. Simplemente se cansaron de que los libros me duraran sólo pocas semanas.

Los gastaba, realmente. Los libros pop-up para mí tenían (y tienen todavía) magia. Aparentan ser un libro común y corriente (quizás a esa altura ya me empezaba a aburrir lo común y lo corriente), pero al abrirlos se despliega un mundo increíble... ¡en 3d!

El único que sobrevivió prácticamente entero fue Robot, de Jan Pienkowski, que guardo en mi biblioteca y trato de no abrir mucho, para que no se le sigan cayendo las partecitas.

Entonces...

Podrán entender mi alegría cuando recibí para navidad este libro increíble:

Se trata de Alice in (pop-up) Wonderland, de J. Otto Seibold. La gente de FCA preparó una especie de trailer para este libro y la verdad es que no tiene nada que envidiarle al libro real.

Pero ahora ¡tengo el libro real!

Y estoy encantada.

Más imágenes del libro, gentileza de greenapplegrenade.


4 comentarios:

lucía aguirre dijo...

Muy buenísimo!! Quiero verlo en persona.

Emiliano Quintana dijo...

Odio hacerte regalos que me quiero quedar.
Creo, CREO, que logré hacerme algo así como un blog. Y casi que entiendo como toquetearlo. Pero ya fue suficiente tecnología para mi hoy, me vuelvo a la cama.

Mauricio dijo...

Claramente los libros pop-up (quien lo diría que ese término hoy nos iba a significar mas una ventanita de navegador abriendose en nuestra pc que eso que significaba para nosotros antes) eran los mas divertidos para nosotros, los nenes :P, porque podias hacer algo con él. A mi leer me aburría, pero poder tirar de cosas del libro, que las imagenes salieran de él y todo eso era una real locura! Yo recuerdo que tenía uno que explicaba todo sobre el clima, era realmente grafico :P que recuerdos por dios!

dragoncin dijo...

Te regalo otro :P
http://ecodazoo.com/