martes, 2 de diciembre de 2008

Detrás de él estaba su nariz

Hoy estuve por Ediciones del Eclipse y pude chusmear sus novedades. Esta es una de ellas. Un libro de Istvansch con un formato de lo más extravagante, apaisadísimo. En breve me haré acreedora de un ejemplar; por el momento, solo tengo una especie de señalador...

La contratapa dice que:
"Un perro puede husmearse su propia cola, tu nariz puede estar detrás de tu cabeza y las curiosas bandas descubiertas por un matemático alemán llamado Auguste Ferdinand Möbius (1790-1868) pueden convertirse en un libro-objeto con historias ilustradas en recorte de papel, sin arriba ni abajo, ni atrás ni adelante, porque son infinitas y te invitan a confirmar que un perro puede husmearse su propia cola, tu nariz puede estar detrás de tu cabeza y las curiosas bandas descubiertas por un matemático alemán llamado Auguste Ferdinand Möbius (1790-1868) pueden convertirse en un libro-objeto con historias ilustradas en recorte de papel sin arriba ni abajo, ni atrás ni adelante, porque son infinitas."

1 comentario:

lucía aguirre dijo...

Ahora que lo tengo puedo decir: ¡qué divertido! Igual los avioncitos me gustaron más.