miércoles, 29 de julio de 2009

Un culete regordete e independiente

Cortés, José Luis. Un culete independiente. Madrid: Ediciones SM, 1992. Ilustraciones de Avi.
La idea de perder cosas nos preocupa a todos: chicos y grandes. Estaba leyendo la adaptación de La nariz de Gogol que hizo Didi Grau (proximamente va la reseña) y se me vino a la cabeza Un culete independiente, de José Luis Cortés e ilustrado por Avi.
Este libro cuenta un episodio curioso en la vida de César Pompeyo. Está editado por SM de España, asique nos encontramos con "culetes regordetes", "azotes" y "montar en la bici", que ayudan a una primera reflexión sobre las variedades del lenguaje español. Está recomendado para primeros lectores.
Las ilustraciones esconden sorpresas en cada ambiente de la casa y en cada página: el intento permanente por robarle el muñeco a su hermanito, los loros huyendo con valijas y todo, el cocodrilo repetido y el trasero regordete y con sombero, un culete muy señorial. La carencia de culete es una verdadera trageria para César y está representado con unos trazos esfumados que dan mucha risa. Porque otro cantar es perder partes del cuerpo, más aún con este dejo de castigo...
Este clásico con final feliz llama a risas obligadas y calmar posibles ansiedades de
potenciales borrones del cuerpo humano.