jueves, 1 de octubre de 2009

DADA: Revue d’Art pour enfants de 6 à 106 ans

Dada es una revista francesa de arte para chicos publicada por la editorial Mango desde 1992. Tiene una periodicidad mensual durante los nueve meses activos del año, ya que se discontinúa en febrero, julio y agosto, período vacacional francés. En cada número, la revista aborda un tema determinado, que puede ser de un artista, un movimiento estético, un género literario o la relación entre distintas disciplinas artísticas.

Recomendada para chicos de 6 años en adelante –chicos de hasta 106...–, Dada cuenta con 52 páginas impresas a cuatro colores en un formato de 21 x 24 cm. En el centro de la publicación, incluye un cuadernillo de ocho páginas de papel obra impreso a dos colores en el que se recorre desde la A hasta la Z la temática elegida en el número de la revista.
Tanto la primera y como la última de las secciones se mantienen constantes en los diferentes números: la primera, aborda el tema elegido y su relación con la historia del arte; la segunda, actualiza los conceptos y explora la continuidad del tema en la actualidad. Por ejemplo, en una de las revistas que tengo acá (un número precioso sobre los ángeles), las secciones mencionadas se titulan “L’Art et les Anges à travers l’histoire” y “L’Art et les Anges aujourd’hui”. También hay otras secciones que incluyen información, prácticas de los chicos en talleres, entrevistas, notas sobre temas relacionados e incluso recetas de cocina o instrucciones para confeccionar objetos.

La propuesta se centra en lograr una presentación original de los contenidos, sin perder de vista al público lector al cual se dirige. Dada se presenta como el primer acercamiento de los chicos al arte y también al formato revista. Conocer la historia del arte, investigar las imágenes y las diferentes estéticas de los artistas y los movimientos, abrir el espíritu a múltiples interpretaciones, incentivar la creación y actuar como una ventana al mundo son algunas de las metas que la publicación se propone. Una empresa ciertamente pretenciosa y sofisticada, pero posible –el respaldo son los 19 años que lleva en el mercado– y por ello, merecedora de aplausos.

Obras de arte intervenidas, ficciones entrelazadas, montaje de distintas obras, convivencia de estéticas difentes –e incluso contrapuestas ideológicamente–, descontextualización, mezcla de géneros y de disciplinas... Dada convierte el arte en algo manipulable, dinámico, accesible.
Todas estas formas de generar intertextualidad le indican al lector –al niño espectador-artista– que el arte es un hacer constante, que no vale la pena quedarse quieto: intervenir es crear, conocer y reflexionar: generar propuestas de sentido que irán siempre renovándose en cada instancia de intervención.

Posicionarse frente a las formas estéticas de la mano de una publicación como Dada implica aceptar una práctica de lectura del arte distinta –elementos del orden de la experiencia me habilitan a afirmalo–; la rigidez del museo se disloca y con ello las experiencias de acceso a la obra artística quedan sujetas a pautas dinámicas de apertura y correspondencia. El arte ya no se resiste, sino que se ofrece; no permanece en el centro oscuro del laberinto como modo de protección, sino que emerge para derrumbar esos muros que le impiden conectarse con el plano de la recepción. A través de la propuesta de Dada, el arte adquiere un movimiento de ida y vuelta, de vaivén entre la obra y los chicos.

4 comentarios:

Lucía Aguirre dijo...

¡Wow! ¡Quiero!

Hernán Carreras dijo...

Yo tambien quiero!
hagan una edicion argentina!! :D

ShopGirl dijo...

Lindisimo, quedarian hermosos en mi sector infantil.

besos.

Un espacio para compartir novedades y opiniones sobre el arte y los chicos dijo...

En Argentina no hay Dada (revista de la que soy gran fan!) pero hay Arte a Babor...