miércoles, 21 de julio de 2010

El humor como forma de seducción (todos estamos apasionados)

por Luciana Murzi.

Pelayo, Pepe. Cuentos de Ada. Buenos Aires: Alfaguara, 2010.

Nadie puede ni podrá negar la seducción que despierta Pepe Pelayo en todo aquel que se atreva a acercarse para escuchar lo que dice con la palabra y también con voz de la gestualidad. Y exactamente lo mismo ocurre con su esposa y representante, Mireya Silva Lawner. Cuba y Chile se han unido y han formado una pareja increíblemen
te divertida, inteligente y amena: una pareja ideal para hacer arte en todas sus dimensiones.
Entre otras actividades destinadas a invitar a los chicos a ser parte de la literatura, Pepe y Mireya realizan el Concurso Nacional de Humor Infantil “Pepito”, que busca promover la lectura e incentivar la creación literaria en los chicos; lecturas de textos humorísticos que motivan la participación del público; la campaña “Libretón y juguetón”, mediante la cual les llevan libros, juguetes y espectáculos, “sorpresas y esperanzas”, a los chicos de zonas afectadas por el terremoto sufrido por Chile, y shows, muchos shows que tienen como protagonista al humor. Leer, cantar y jugar. Ser feliz, porque el humor parece convencer a la felicidad de que se haga amiga. En este sentido, la obra de Pepe Pelayo es comparable con la de argentinos como Adela Basch, Luis María Pescetti y Silvia Schujer.

En estos días, el autor cubano-chileno (él suele decir que se volvió bipolar desde que adoptó también la nacionalidad chilena... cuestión que deberá ser investigada) estuvo de visita en Buenos Aires. ¿La excusa? Presentar su primer libro editado en Argentina y participar de algunos eventos en la Feria del Libro
Infantil.
Tuve la alegría de asistir a un desayuno organizado por Alfaguara, la editorial que tiene el honor de publicar este primer libro de Pepe, para que la prensa pudiese charlar íntimamente con el autor y su esposa. Allí, distendido y atento, habló de su literatura, de su postura frente a ella, de la respuesta de los chicos, del humor como género, de las diferencias dialectales que enriquecen la lengua, e, incluso, de su propia infancia. Un desayuno memorable. Y, por cierto, la vista del piso número 14 del edificio de Alfaguara es memorable.


¿Y qué voy a decir sobre Cuentos de Ada, su primer libro editado en Argentina? Únicamente elogios. El protagonista, Ada, Adalberto, es un chico clásico. Es hermano mayor, está enamorado y tiene un enemigo malísimo en la escuela. Lo que no es nada clásico es el enfoque y la resolución que elige Pepe Pelayo para narrar algunas situaciones de la vida de Ada. Claro que hay humor (contradicciones, divagues e inconvenientes), y en el medio también hay bombitas de agua, peleas, cariño, aprendizaje y triunfos.
Ada es una especie de antihéroe. Frente al hermanito, frente al romance y frente al enemigo. Esas son, justamente, las secciones del libro. Aunque, afortunadamente, el índice anuncia una última: “El final”.
Hay, en Cuentos de Ada, miradas de vaivén para administrar las virtudes, puntos de vista cambiantes que reflejan lo difícil que es saber escuchar los discursos del sentimiento.


Perfectísima dupla la de los “Pelayos”, padre e hijo, escritor e ilustrador. Pepe Pelayo y Alex Pelayo hacen del texto y la imagen un libro que, internamente, es tan coherente que despierta sospechas.
Sería ideal que se editaran en Argentina los libros de la serie Pepito y también los otros títulos protagonizados por Ada. Es un deseo.
Por último, y claramente en otro orden, le agradezco a Mireya por haberme
enseñado a pronunciar “huevón” en chileno verdadero.

Es ampliamente recomendable dar una vueltita por www.pepepelayo.com, “el
weblog del humor fino (tan fino que nadie lo nota)”.
Y aquí se puede ver un video en el que Pepe y Luis María Pescetti representan un capítulo de Cuentos de Ada. ¡Imperdible!

Muchas gracias a María Fernanda Maqueira por presentarnos a Pepe, a Mireya y también a Ada, ese personaje entrañable.

4 comentarios:

nat dijo...

Lu, en Primera Sudamericana está editado desde hace varios años El cuento de la Ñ, en la colección Puercoespín, un libro álbum que también hicieron en conjunto Pepe y su hijo Alex, y es desopilante también.

Luciana Murzi dijo...

¡Es verdad! Se me pasó. Gracias por salvar el dato. ¿Lo editaste vos? ¡Quiero leerlo!

joven dijo...

beautiful blog..pls visit mine and be a follower.. thanks and God bless..

http://forlots.blogspot.com/

Didi Grau dijo...

¡Ahjajá! Me metí en la página de Pepe y me encantó su humor, sencillo y tan eficaz. Gracias por darlo a conocer.