viernes, 10 de diciembre de 2010

Un barco para nadar el cielo


Este sábado 11 de diciembre a las 16:00 hs. en el anfiteatro de la Costanera Sur mucha gente va a estar con la cabeza en las nubes. Nicolás Arispe nos invita a formar parte del grupo y del vuelo.
Durante las mañanas, Nicolás trabaja en un programa estatal de asistencia para chicos y adolescentes de barrios postergados. En su caso, en la villa 1-11-14, en el Bajo Flores. Nos cuenta: “Nuestro criterio de trabajo no es meramente asistencial (aunque algo de eso también hacemos), sino especialmente de incentivación artística y cultural. Todos los años hacemos proyectos en ese sentido. Y en esos proyectos los chicos han hecho desde libros y discos de música hasta películas y obras de teatro, entre muchas otras cosas. Nos hemos propuesto mostrar lo que estos pibes pueden hacer y dar a conocer a la mayor cantidad de gente posible toda la capacidad de inventiva, de poética y de fantasía que ellos tienen”.
La consigna era crear un objeto artístico. Y alrededor de 400 chicos trabajaron en conjunto y con entusiasmo para hacerlo. Y ese objeto artístico inventado por los chicos fue un objeto volador. Un barco volador, para ser más precisos, que mide 4 m. de largo x 4 m. de alto.
Y el barco va a volar por el cielo ese sábado a la tarde.
Están todos invitados. Peden ir con toda la gente que quieran y si es con hijos, sobrinos, nietos, amigos, etc., mejor, porque antes del lanzamiento va a haber carpas de juegos vinculados con el volar. También va a haber música y otras actividades y, por supuesto, el despegue al espacio del barco aéreo, al cual han bautizado como Revuelo.

Entonces: sábado 11 de diciembre a las 16:00 en el anfiteatro de Costanera Sur (a pasos de la reserva ecológica), en Calabria y Vera Peñaloza.
Si llega a llover, se pasa al sábado 18.