martes, 6 de mayo de 2008

Iguales a nosotras mismas

Un hombre que desea ser algo separado de él mismo, miembro del parlamento, comerciante de éxito, juez, abogado famoso o algo igualmente aburrido, invariablemente consigue ser lo que quiere ser. Ese es su castigo.

Quienes quieren una máscara tienen que usarla.

Wilde, Oscar. De profundis. Buenos Aires, Perfil, 1999

5 comentarios:

liz norton dijo...

Y nos vestimos todos de Carnaval, como diría un buen murguero.

Mauricio dijo...

Yo quiero ser abogadooooooooooooooo
:P

mols dijo...

ay mauricio jesús! bancatelaa visteeesss.

liz norton dijo...

un aburrido el mauricio jesús.
muchachas, ¿nosotras editamos también textos jurídicos?

Mauricio dijo...

jajajajaaa, che, no soy tan aburrido :P, pero si, voy a ser cuervo, jejeje